Servicio:

Redescubre




Soy Alma Torres, fundadora de Redescubre, empresa dedicada al coaching y la formación. Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid, Máster en RRHH y Máster en Prevención de Riesgos Laborales (las 3 especialidadades), trabajé durante 9 años en Departamentos de RRHH de empresas multinacionales como Deloitte y Foster Wheeler, en proyectos de formación, desarrollo, diseño e impartición de cursos, detección y retención del talento, evaluaciones de desempeño, selección de personal incluidos directivos, entre otros muchos proyectos, sumando más de 7.000 horas de experiencia.

Después de varios años trabajando en el sector de RRHH, mi curiosidad y necesidad de crecimiento me llevaron a conectarme de nuevo con mis pasiones y mis talentos y decidí REDESCUBRIRME, montando mi propia empresa para guiar y apoyar a las personas y organizaciones a que también redescubriesen la mejor versión de ellos mismos.

En los últimos años, he sumado a mi formación en Psicología y RRHH, los cursos de Especialista en Coaching con Inteligencia Emocional y Programación Neurolingüística por la Universidad Rey Juan Carlos y el curso de Experto en Coaching de Relaciones. Además soy Practitioner en Programación Neurolingüística por la ITA y la Universidad Rey Juan Carlos.

Desde el comienzo de mi trabajo como Coach sumo más de 200 horas de sesiones presenciales de coaching y proyectos para colegios como la extraescolar de Inteligencia Emocional del CEIP Pablo Picasso de Parla o el Proyecto de Talleres y cursos interactivos para familias del Ayuntamiento de Parla, incluyendo Comunicación, Negociación y Talentos.

En Redescubre, a través de sesiones de coaching, talleres de formación y otras actividades, ayudo a familias y organizaciones a que vuelvan a descubrir todo el potencial que tienen dentro para conseguir los objetivos que se propongan. Más información en la web sobre los servicios ofertados.






Nuestra Metodología 

En Redescubre, partimos de la idea de que toda persona, empresa u organización ya cuenta con todo lo que necesita para ser su mejor versión, solo tiene que REDESCUBRIR. Creemos firmemente en el potencial del cliente y en la importancia de la confianza entre las partes conseguir los mejores objetivos.

La clave de la metodología es la escucha: descubrir qué necesidades reales están detrás de los objetivos a conseguir, contactar con la misión, la visión y los valores propios. ESCUCHAR en todos los sentidos. Desde nuestro trabajo, ponemos la escucha a tu servicio para abordar cualquier situación sin ningún tipo de juicio. También será vital para el proceso que tú te escuches a ti mismo como base para iniciar el autoconocimiento.



Enfocamos nuestra metodología desde tres ámbitos:

  • Desde el enfoque de la psicología
  • Desde el enfoque del coaching
  • Desde la programación neurolingüística



Para pasar del estado actual al estado deseado, usamos herramientas y técnicas principalmente de la psicología, el coaching y la programación neurolingüística (PNL).


Desde la psicología, ponemos el acento en los procesos cognitivos: percepción, aprendizaje, atención, memoria, condicionamiento, creatividad, mecanismos de motivación, inteligencias múltiples, incluida la inteligencia emocional, lenguaje y otros aspectos del desarrollo humano. (incluso últimas metodologías relacionadas con la neuropsicología: como estudios de neuronas espejo)

Desde el coaching atendemos a la importancia de la toma de conciencia, el conocimiento de la realidad y las opciones del cliente y un plan de acción sólido para conseguir los objetivos. Incluimos también la responsabilidad por parte del cliente como parte del trabajo para conseguir el máximo potencial y creemos en el poder del cambio como motor. Usamos técnicas y herramientas como el GROW, SMARTER, rueda de la vida, problema solving, para producir el cambio allí donde sea necesario: entorno, comportamiento, habilidades y aptitudes, creencias, valores, identidad, incluso cambios que pueden ir más allá.

Desde la programación neurolingüística entendemos que estamos programados por nuestros recuerdos, creencias, patrones de aprendizaje y podemos reprogramarlos para desactivar aquellos nos estén limitando, poniendo especial hincapié en la lingüística porque el lenguaje estructura nuestro proceso de pensamiento, sostiene nuestra conducta y actitud ante la vida y podemos redescubrir un lenguaje nuevo.